Política

Política
Loading...
Loading...

Pagaremos 12 mil millones de dólares en peajes gracias a Susana Villarán

Las clausulas del contrato mencionan que si el pueblo se levanta en contra de los peajes, la Municipalidad de Lima, tendrá que pagarle a estas empresas corruptas.

Aproximadamente 12 mil millones de dólares serían las ganancias netas de la empresa Lamsac, cubiertos esencialmente por el cobro de peajes, después que la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, renegociara el contrato del proyecto Línea Amarilla, convertido en Vía Parque Rímac, por el que se aumentó de 30 a 40 años de concesión y cobros de peaje.



La renegociación del contrato entre el consorcio Lamsac, liderado con el 99% por la empresa OAS, y la Municipalidad de Lima se realizó durante la gestión de Villarán, un mes antes de producirse la votación del proceso de revocatoria en contra de la alcaldesa.



Villarán renegoció el contrato para incrementar la inversión de OAS, de modo que se convierta en Vía Parque Rímac y se ejecute Río Verde. Para esto se incrementó la inversión a USD 700 millones y se amplió el contrato de concesión de 30 a 40 años.



El ‘aporte’ a la campaña

Las dudas y cuestionamientos a esta renegociación tan favorable a la empresa brasileña se confirmaron con las declaraciones del publicista y empresario brasileño Valdemir Garreta, quien reveló que fue esta empresa (OAS) y Odebrecht las que financiaron la contratación del publicista Luis Favre para apoyar la campaña por el No.



Venta urgente

En cuanto estalló el escándalo Lava Jato y se hicieran públicas las denuncias de corrupción, OAS vendió la concesión a la francesa Vinci, empresa titular del proyecto donde la ejecutora ahora es la peruana Graña y Montero, a decir de los expertos en 1,500 millones de dólares.



La transacción se dio en el marco de las investigaciones por el caso Lava Jato, puesto que OAS debe pagar millonarias reparaciones civiles en su país.

“Son negocios que van a dar mucha rentabilidad y que la municipalidad percibirá apenas un 7% de los contratos. Casi una propina”, cuestionó el parlamentario Víctor Andrés García Belaunde, en su momento, y explicó que la ganancia para las empresas extranjeras que tienen a su cargo estos proyectos será de 4 mil millones de dólares, pero conforme al tiempo del contrato (40 años), la cifra se incrementará a 12 mil millones de dólares, teniendo en cuenta el flujo de caja, “por el aumento de autos que circularán y, por consiguiente, el peaje subirá”.

De hecho, criticó este tipo de contratos porque permite a los consorcios extranjeros vender a terceros a sumas extraordinarias, “que valen mucho menos y encima no son de su propiedad”.

Perjuicio

De igual modo, el informe elaborado por el excongresista Juan Pari, quien presidió la primera Comisión Lava Jato en el Parlamento anterior, también ofreció indicios de que los contratos o las adendas firmados por Villarán con OAS representan un perjuicio para la ciudad de Lima.



Una de las conclusiones de dicho documento, por ejemplo, refiere que “no existiría una justificación técnica y económica para ampliar la concesión de 30 a 40 años” establecidos en la primera adenda del contrato para el proyecto Línea Amarilla, que pasó a llamarse Vía Parque Rímac.



Además, el informe Pari destaca que la modificación al contrato no contó con la opinión favorable del Ministerio de Economía y Finanzas.

Reunión

Asimismo, el documento señala que Villarán de la Puente se reunió con José Adelmário Pinheiro Filho, también conocido como Léo Pinheiro, el expresidente de OAS, la constructora brasileña que estuvo a cargo precisamente del proyecto Línea Amarilla. Sin embargo, no precisa la fecha del encuentro y refiere que la temática de la cita, así como los acuerdos alcanzados, se mantuvo en reserva.
MÁS NOTICIAS
© Todos los derechos reservados
Portal diseñado por pulenta.pe